ENTORNO

"

Estivella está situado en el corazón de la Sierra Calderona. Su proximidad al mar le aporta un crima suave y equilibrado. Los suelos tienen un gran valor y por eso albergan comunidades vegetales diferenciadas y de gran valore botánico. Algunas espécies de gran relevancia han motivado la declaración de "microreservas de flora" al término, como el "Puntal de la Abella". En cuanto a fauna, la sierra cuenta con una abundante fauna entomológica.

Entre ésta abundante fauna se encuentran aves como el "engañapastores" o chotacabras europeo, el gavilán, el azor, el abejarruco común, el águila perdiguera o la lechuza real. Además, la Sierra Calderona es un espacio declarado zona de especial protección por las aves. También podemos encontrar reptiles como la serpietne de agua, el lagarto ocelado o la tortuga leprosa. Una importante fauna parte de la fauna son los mamíferos, entre los cuales hay que señalar el gato salvaje, el lobo, la gineta, las ardillas, los conejos y las liebres.

El paisaje natural de la Sierra Calederona es singular y diverso, con una gran complejidad en el relieve: pequeños valles y barrancos en orientaciones variadas, ràpidas vertientes que enlazan con nombrosas cimas... Una de las más emblemáticas es El Garbí, de 601 metros de altitud, una magnífica atalaya de toda la comarca del Camp de Morvedre y del litoral de la Huerta Valenciana.
Su litografía está formada por zonas de arcilla, arenosas y rojas, alrededor del Garbí, y de otras zonas más calcáreas, con gravillas y arenas. Su orografía no presenta una gran accidentalidad pero entre sus montañas destacan: Muntanya Negra (400 m.), Beselga (425 m.), Perruca (500 m) i el Garbí (650 m.).
Climatológiacamente, Estivella pertenece a una zona mediterránea seca. La tempereatura media anual es de 16º y las máximas y mínimas absolutas son de 4º y de 5º respectivamente. La pluviometria media es de 377 litros. Destacan las lluvias de otoño que suelen venir de una forma torrencial mientras que el invierno resulta seco.

Entre su vegetación, se diferencian cuatro zonas:

1) Zona de pino blanco o carrasca, que se sitúa en las prolongaciones del Garbí al límite norte del término con inclusiones en ellas de zonas dedicadas a los cítricos y a los frutos de secano (oliveras, almendros y garroferas).

2) Zonas de montaña baja, donde se encuentran matojos con gran variedad de espécies.

3) Zonas de secano alrededor de los terrenos abarrancados donde aparecen las garroferas, las oliveras, los almendros y los ciruelos. Las garroferas se situan en las partes mas bajas y las oliveras y los almendros en las zonas sombrías.

4) Zonas de regadío dedicadas fundamentalmente a los cítricos. Se situan siguiendo el cauce del Rio Palancia.


Dentro de su hidrografía destaca, además del Río Palancia, la existencia de diversos barrancos: Alcalá, El Pla, La Sarva, Llinares, les Foies, El Omet, El Garbí, La Font de la Llosa, Beselga y La Carrasca. Sus fuentes más activas son las de Barraix y Beselga.

paintball, multiaventura, airsoft, juegos, despedidas, cumpleaños